2 diciembre, 2022
  • 2 diciembre, 2022
11 octubre, 2022

Pone en marcha la BUAP el Laboratorio Internacional EPIGEN

  • Con la colaboración de la Universidad de Lorraine y del Instituto Max Planck, en este espacio se estudiarán los efectos de la contaminación en la salud, desde la perspectiva de la epigenética  

Es el tiempo de la ciencia en la BUAP. Con la suma de esfuerzos de investigadores de alto nivel, organismos del gobierno estatal y el sector privado, en esta Casa de Estudios se puso en marcha el Laboratorio Internacional EPIGEN, único en su tipo en el país, cuyo objetivo es abordar a través del estudio de la epigenética una preocupación sanitaria urgente: los efectos de la contaminación de agua y aire en la población, en Puebla y Tlaxcala.

El Laboratorio Internacional EPIGEN tiene su sede en el Ecocampus Valsequillo de la BUAP, pero con una coordinación establecida con Francia, a través de la Universidad de Lorraine, el Laboratorio IMoPA y el Laboratorio de Investigación de Crecimiento Celular, Reparación y Regeneración de Tejidos, donde trabaja el doctor Guillermo Barreto, destacado investigador en el área y quien apoyó de manera decisiva este proyecto, al igual que la doctora Karla Rubio Nava, orgullosa egresada de la BUAP y quien además coordinará este espacio para generar nuevas propuestas y líneas de investigación. En este proyecto también se refleja el apoyo del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Concytep).

De igual forma, se cuenta con el apoyo del Instituto Max Planck para Investigaciones de Corazón y Pulmón, donde está adscrita la doctora Rubio Nava, quien aseguró que el alcance de EPIGEN, con tecnologías de ciencia global, permitirá generar nueva información sustentada en técnicas de secuenciación masiva, para entender qué está pasando con los pacientes mexicanos que presentan cáncer o patologías derivadas de la contaminación.

“Soy una egresada de la BUAP, estudié en esta institución desde el nivel medio superior y siempre fue un sueño para mí retribuir lo que la universidad pública me dio. Este día se cumple ese sueño y quiero agradecer a todos los colaboradores que han creído en este proyecto, instituciones de educación pública y privada, hospitales y organizaciones gubernamentales que nos apoyan con su expertis”, destacó durante la inauguración la doctora Rubio, acompañada de autoridades universitarias, del Concytep y del sector salud del estado.

La importancia de este nuevo espacio radica en las muertes asociadas por contaminación −un aproximado de 24 millones al año en todo el mundo─, las cuales se pueden prevenir. Al respecto, Rubio Nava señaló que al menos 20 por ciento de esos decesos se evitarían si se invirtiera en una mejor y mayor investigación de cómo un paciente, un tejido o una célula se transforma de manera patológica en un  contexto medioambiental.

Por su parte, en representación de la Rectora Lilia Cedillo Ramírez, el doctor Ygnacio Martínez Laguna, vicerrector de Investigación y Estudios de Posgrado, añadió que la contaminación del agua y aire son causantes de varios subtipos de cáncer, cardiopatías, padecimientos pulmonares, accidentes cerebrovasculares, hepatitis, insuficiencia renal, infertilidad e infecciones respiratorias agudas que afectan de manera desproporcionada a los sectores más vulnerables.

Recordó que este problema es originado en buena medida por procesos industriales que diseminan en el aire, agua y suelo sustancias altamente tóxicas. Mencionó que particularmente en Puebla, la mortalidad relacionada con el cáncer supera 13 veces el promedio nacional debido a la contaminación del Río Atoyac, el tercero más contaminado en todo el país, afectando a más de 2 millones de habitantes en Puebla y Tlaxcala.

Ante esta problemática, señaló que la contribución de la BUAP es fundamental, pero también representa un motivo de orgullo por la participación de la doctora Karla Rubio, “porque ella es un claro ejemplo del impacto que tiene la educación en el desarrollo”.

De esta forma, EPIGEN cuenta con un Laboratorio de Biología Molecular; un espacio para el cultivo celular y de tejidos, y otra área dedicada al análisis bioinformático. En sus proyectos podrán participar estudiantes de posdoctorado, doctorado, maestría y licenciatura de carreras como Medicina, Biomedicina, Ingeniería en Alimentos, Ciencias Químicas, Matemáticas, Física y Computación. Todas estas áreas, afines a los proyectos de EPIGEN, están abiertas para recibir estudiantes, quienes pueden hacer una estancia corta o bien aplicar a becas de maestría y doctorado.

Otros aspectos importantes que derivan de este proyecto son dos vertientes de investigación, la primera es BIO-OMICs EPIGEN, con la cual se busca anonimizar los datos de secuenciación de los pacientes a partir de sus células y tejidos dañados, para crear una plataforma bioinformática que tenga acceso libre para otros investigadores, a fin de generar y validar nuevas hipótesis.

La segunda vertiente es el Biobanco EPIGEN, en el cual se identificarán las comunidades que son altamente vulnerables a la contaminación que existe en el agua y aire, para obtener tejidos gracias a las colaboraciones de cirujanos de hospitales públicos y privados del estado. Lo anterior permitirá generar modelos experimentales para estudiar esta transformación patológica.

Es así como se planea que el Laboratorio Internacional EPIGEN sirva para la consolidación de biobancos, así como para la comprensión de los mecanismos moleculares de la tumorogénesis por tóxicos epigenéticos, todo esto con el apoyo de investigadores y estudiantes que se sumen a este proyecto.

A esta inauguración también asistieron la doctora Carolina Morán Raya, directora del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP); el director general del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología, Victoriano Covarrubias Salvatori; José Fernando Huerta Romano, representante del secretario de Salud en Puebla, José Antonio Martínez García; el doctor Guillermo Barreto, investigador del Laboratorio de Ingeniería Molecular y Fisiopatología de la Universidad de Lorraine, Francia, así como el coordinador del Ecocampus Valsequillo de la BUAP, Rodolfo Cepeda Memije.

Print Friendly, PDF & Email

 
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *